miércoles, 16 de abril de 2014

LOFT EN BARCELONA POR NEUS CASANOVA

LOFT EN BARCELONA

Neus Casanova transformó una vivienda de 65 m2 de varias habitaciones en una casa de una sola habitación en la que el mobiliario y algunos elementos separan los espacios de día y de noche.
Esta vivienda barcelonesa comienza al revés que la mayoría de viviendas, empieza por la zona privada y termina por la zona pública.




El recibidor comparte el mismo espacio que el estudio, un espacio que da la bienvenida y permite la entrada de luz natural al dormitorio. Tras el dormitorio y el baño llegan la cocina y al fondo encontramos el salón y el comedor.
Se han conservado las cenefas de baldosas hidráulicas originales del suelo, ésto a determinado parte de la distribución.



La vivienda ha aumentado su funcionalidad y amplitud con recursos como la zona diáfana del estudio.
La zona de día queda acentuada con las baldosas del comedor, confiriendo a este espacio un aire más rústico, mientras que el dormitorio y el baño son contemporáneos.




Un gran frente de ladrillo destaca en el salón y el comedor, aportando calidez y color en contraste con el resto de paredes blancas.


Las vigas del techo, la madera rústica de la mesa, los ventanales originales y las sillas del comedor dan un aire rústico a los espacios. Las baldosas se combinan con madera de pino creando un único pavimento continuo.
Un mueble de lineas minimalistas ocupa la pared de ladrillo, el sofá del salón también tiende a este estilo, así como las lámparas.

La cocina es independiente pero está unida en parte al comedor por un gran ventanal. En la cocina hay un aire retro gracias a la nevera o al teléfono de pared.





El dormitorio es como un armario, con dos grandes cajones en su parte inferior. El suelo de madera forma parte de la propia cama y sus paredes se prolongan con el mismo material creando un espacio íntimo y acogedor.
El baño está revestido de microcemento, otorgándole homogeneidad y un aire más funcional.










viernes, 11 de abril de 2014

ESTUDIO SC POR ESTUDIO MK 27, SAO PAULO

ESTUDIO SC POR ESTUDIO MK 27, SAO PAULO (BRASIL)

En el propio estudio MK27 hacen un concurso interno en el que surgen varias ideas para llegar al diseño final del estudio de fotografía.
El equipo se dividió en tres grupos que trabajaron en distintos desarrollos durante un día. De los primeros dibujos surgió un nuevo proyecto que era una síntesis de todos los esquemas iniciales.
El diseño final del estudio se materializa en dos cajas de madera separadas por un vacío central que se distingue por la presencia de una pasarela de hormigón suspendida del techo. El programa se organiza para crear un recorrido gracias al cual los visitantes conozcan las áreas de trabajo del estudio.







La parcela se divide longitudinalmente en dos. La división norte tiene un ancho de 7.2 metros y una longitud de 43.5 metros, este espacio es reservado para un amplio jardín.
La división sur tiene un ancho de 12.2 metros y una longitud de 43.5 metros, esta zona queda totalmente edificada y contiene el programa del estudio.
La entrada al estudio se hace a través del jardín, unas amplias puertas corredizas de metal crean una continuidad entre el varío del patio y el espacio exterior.






En la planta baja del primer volumen (cerca del área de estacionamiento), se encuentra la zona de recepción y una habitación para el tratamiento de la imagen. En la planta primera hay un área de trabajo iluminada por un patio interio.
El segundo volumen en planta baja alberga zonas de almacenaje y una cocina técnica en la que se prepara la comida para las fotos y, en la primera planta encontramos una habitación de tratamiento de imagen. En su planta segunda, además de una cubierta de madera, hay un área para eventos.
Para este proyecto, Studio MK27, ha tratado de usar materiales industriales e instalaciones. Todos sus acabados exteriores están hechos de metal y en el espacio interior se mezcla el metal y la madera creando un ambiente acogedor.








miércoles, 9 de abril de 2014

JESOLO LIDO DE JM ARCHITECTURE

VILLA JESOLO LIDO, ITALIA


La villa Jesolo Lido está construida con madera prefabricada diseñada a medida, su estructura es de este mismo material y fue construida y amueblada en sólo 6 meses. En esta casa está garantizado el alto nivel de ahorro energético llegando así al máximo confort y cero costes a lo largo de las cuatro estaciones.



La estructura de madera diseñada para este caso es un sistema flexible y anti- sísmico, además con este sistema de construcción se evitan los puentes térmicos.
La casa cuenta con: aislamiento perimetral es de 31 cm de espesor, las fachadas de vidrio llevan un aislamiento de gas argón, 10 Kw de paneles fotovoltaicos intalados en la cubierta e iluminación con led en el interior y exterior de la casa.
Debido a las pequeñas dimensiones de la parcela, el objetivo de diseño se dirigió a dejar el mayor espacio abierto posible.
El salón interior cuenta con cerramientos transparentes que se abren hacia dos patios de diferentes tamaños. El cerramiento de vidrio más grande, hacia el oeste, cuenta con una piscina alargada que ocupa toda la longitud del espacio.





Un olivo es considerado como el elemento tridimensional principal en el patio y éste está situado junto a la escalera que conduce a la planta sótano, donde se encuentran el almacenamiento y las salas técnicas. El patio más pequeño, al este, también cuenta con dos olivos más pequeños para equilibrar esta zona con el otro lado. Las zonas de exterior, como pidió el cliente, tenía que ser de bajo mantenimiento, por lo que la mayor parte de la superficie está pavimentada y las plantas escogidas tienen el menor mantenimiento posible.
El techo voladizo de 4 metros al oeste permite tener suficiente sombra durante los calurosos meses de verano, y permite colocar una zona de estar y comedor al aire libre pero a la vez cubiertos. 





Los espacios interiores han sido diseñados a medida, al igual que las paredes de audio / vídeo, la cocina, las cortinas enrollables motorizadas que desaparecen en el falso techo, dando máxima continuidad a las zonas interiores y exteriores, con iluminación indirecta integrada y sistema eléctrico automatizado.
El sistema de calefacción por suelo radiante es alimentado con una bomba de calor eléctrica que toma la energía de los paneles fotovoltaicos. El sistema de aire acondicionado está completamente integrado en el falso techo con difusores lineales y entradas ocultas.