martes, 17 de marzo de 2015

CASA LA, MÉXICO

CASA LA, MÉXICO



A diferencia de las casas vecinas, cuyo frente de construcción se extiende al borde de servidumbre, Casa LA retrocede para crear un espacio abierto debajo de las copas de los árboles, como gesto de bienvenida.






El ingreso principal a la propiedad conduce a un pasillo exterior techado que pospone el acceso a la casa, flanqueado por un muro de piedra que oculta la cochera. El pasaje se abre hacia un estanque amplio con un prisma flotante de vidrio que se proyecta desde la casa y que alberga el estudio. Un sendero formado por bloques de piedra que emergen del agua ofrece una ruta exterior hacia las áreas públicas de la casa.


La experiencia de ingreso al complejo presenta una secuencia  de capas o velos, comenzando por el espacio arbolado detrás de la línea de servidumbre, continuando a través  del corredor  abierto de ingreso, pasando por un patio abierto, hasta los espacios de convivencia al fondo del edificio.





El concepto para el edificio principal se desarrolla en torno a un patio central que permite ventilar naturalmente todos los espacios de la casa. Los ventanales operables que delimitan el patio actúan  como una membrana permeable que desaparece para integrar el exterior y el interior de la planta baja , cuando el clima lo permite.





El segundo nivel de este volumen alberga tres habitaciones, y la habitación principal, cada una con un baño propio. Además de mantener un cierto grado de apertura con el patio central, los dormitorios integran balcones amplios que garantizan la ventilación natural del espacio sin comprometer su privacidad.



Cruzando el jardín que separa a los dos bloques del complejo encontramos la alberca, en disposición transversal a la geometría del terreno. Al lado  de la alberca se desplanta el volumen de concreto que alberga el cuarto de juegos. Esta área ofrece una vista franca de la cañada fuera de la propiedad. Un pasaje recto con descansos amplios y tramos cortos de escalera conduce a un sendero sinuoso que desciende a un jardín, al fondo del terreno.




Vidrio, acero fondeado, madera, concreto y piedra constituyen el lenguaje plástico de la casa, complementado con acentos en cuero y acero inoxidable. El baño de la recámara principal recibe un tratamiento particular y sus superficies se recubren casi totalmente de mármol blanco.

lunes, 16 de febrero de 2015

65 BTP- HOUSE, SINGAPORE

65 BTP- HOUSE, SINGAPORE


Se trata de una casa rodeada por un gran jardín que converge en un árbol de lluvia anterior a la guerra colosal, con tal magnificencia que su presencia está arraigada dentro de la propia arquitectura de la casa. A lo largo de esta casa son numerosos los encuentros con la naturaleza. La colocación arquitectónica del edificio permite la visualización de las características del árbol en todos los espacios principales, desde cualquiera de sus dos plantas hasta el sótano.



Primera planta:

Un muro de granito en la entrada, hecho a partir de paneles intercalados, crea una serie de agujeros que sutilmente protegen el jardín de la vista completa mientras se mantiene un ambiente acogedor. En la entrada, una fuente de agua hábilmente colocada oculta discretamente la cornisa de aire acondicionado sumergida justo debajo de él. Las principales áreas de living y comedor se encuentran en la planta baja, permitiendo transitar por los espacios sin problemas hacia el jardín y acompañando la piscina olímpica. Por la noche, puntos de luz sobre la base de la piscina juegan en el agua, imitando una escena de noche estrellada. Una elegante escalera de caracol que conduce a la planta superior le da al espacio del living un centro visual a la vez que promueve la circulación vertical. 









Segunda planta:

En la segunda planta se encuentra un área familiar acogedora, flanqueada por habitaciones a cada lado. Amplios interiores del dormitorio principal permiten acomodar una oficina de estudio, así como también ampliar un armario mediante la elaboración de una nueva división que lo separa del baño, creando así un vestidor de gran tamaño. Las habitaciones de los niños se ubican al lado opuesto de la planta, cada una con una imagen espejo de la otra. Además, un balcón cubierto de vidrio se extiende por toda la longitud del piso, revelando una vista panorámica impresionante del árbol de lluvia antes mencionado.








Planta subsuelo:

Haciendo uso de la topografía inclinada del sitio, el sótano se diseña de tal manera que se abre hacia una sección inferior del jardín. Esta planta está dedicada al entretenimiento y la relajación, con una sala de spa, sala de cine, un gran salón de usos múltiples, así como también una zona de barbacoa al aire libre. Los cuartos de servicio independientes también se mantienen aquí, con una mini cocina y dormitorios para descansar. Una vez más, los elementos exteriores impregnan esta sección de la casa por medio de una fuente de agua que fluye continuamente bajo el baño y la sala de spa, derivando así la continuidad a través de los diferentes espacios. Las claraboyas sensiblemente son colocadas también para ayudar a traer luz solar suficiente a los espacios y alegrar el sótano de forma natural. Curiosamente, estos tragaluces también ofrecen una clara vista espectacular del árbol de la lluvia, incluso desde aquí.






Cuidadosamente diseñada con un tema moderno, inspirada en la naturaleza, esta casa es una belleza y una pieza atemporal que perdurará a través de los siglos.